Revista Polo del Conocimiento


Open Journal Systems

 

 

 

Proceso de atencin de enfermera en el cuidado de la piel del adulto mayor con dficit de autocuidado

 

Nursing care process in skin care of the elderly with self-care deficit

 

Processo de cuidar de enfermagem no cuidado com a pele do idoso com dficit de autocuidado

Germania Marivel Vargas-Aguilar I
Germania.vargasa@ug.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-8116-7261


,Marcia Ortega-Lpez II
Marcia.ortegal@ug.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-7817-0136
Mirian Cecibel Rivera-Pulla III
Mirian.riverap@ug.edu.ec
https://orcid.org/0000-0003-3785-3579



,Nelly Lissbeth Siguencia-Granda IV
Nelly.siguenciag@ug.edu.ec
https://orcid.org/0000-0001-5320-6940
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Correspondencia: [email protected]

 

 

Ciencias de la Salud

Artculo de Investigacin

 

* Recibido: 23 de septiembre de 2022 *Aceptado: 18 de octubre de 2022 * Publicado: 02 de noviembre de 2022

 

 

        I.            Docente Titular Agregado, Carrera de Enfermera Universidad de Guayaquil, Guayaquil, Ecuador.

      II.            Docente Ocasional Carrera de Enfermera Universidad de Guayaquil, Guayaquil, Ecuador.

   III.            Docente ocasional Carrera de Enfermera Universidad de Guayaquil, Guayaquil. Ecuador.

    IV.            Docente ocasional Carrera de Enfermera Universidad de Guayaquil, Guayaquil, Ecuador.

 

 

 

 


 

Resumen

Las lesiones en la piel del adulto mayor siguen siendo un problema de salud significativo en la comunidad, y ms an en aquellos que posean dficit severo de autocuidado o movilidad fsica comprometida. Entre las lesiones cutneas que son ms comunes en los adultos mayores se encuentran la Dermatitis asociada a incontinencia (DAI), las Skin Tears o desgarros cutneos, y las Lesiones por presin (LPP), antes denominadas ulceras por presin. Todas estas lesiones pueden ser prevenidas teniendo en claro su etiologa, correcta valoracin y diagnstico para la aplicacin de las intervenciones especificas a cada una. En el caso de las DAI manteniendo al paciente limpio y seco, en el caso de las LPP reposicionando al paciente, cuidado la humectacin de la piel y evitando presin prolongada y cizallamiento, y las Skin tears protegiendo la piel delicada del paciente de factores externos que atenten contra su seguridad. En definitiva, la prevencion de estas lesiones evita deterioro de la calidad de vida del paciente adulto mayor asi como su economa familiar por el costo elevado que requiere tratar lesiones complicadas o avanzadas.

Palabras clave: Adulto Mayor; Enfermera; Envejecimiento de la piel.

 

Abstract

Skin lesions in the elderly continue to be a significant health problem in the community, and even more so in those that pose a severe self-care deficit or compromised physical mobility. Among the skin lesions that are more common in older adults are Incontinence Associated Dermatitis (IAD), Skin Tears or skin tears, and Pressure Injuries (PPL), previously called pressure ulcers. All these injuries can be prevented by having their etiology clear, correct assessment and diagnosis for the application of specific eruptions to each one. In the case of ICDs, keeping the patient clean and dry, in the case of LPPs, repositioning the patient, taking care of moisturizing the skin and avoiding prolonged pressure and shearing, and Skintears, protecting the patient's delicate skin from external factors that attention to your safety. In short, the prevention of these injuries avoids the deterioration of the quality of life of the elderly patient as well as their family economy due to the high cost required to treat complicated or advanced injuries.

Keywords: Elderly; Nursing; Skin Aging.

 

Resumo

As leses de pele em idosos continuam sendo um importante problema de sade na comunidade, e ainda mais naqueles com dficits graves de autocuidado ou mobilidade fsica comprometida. Entre as leses de pele mais comuns em idosos esto a Dermatite Associada Incontinncia (DAI), Skin Tears ou skin tears e as Leses por Presso (LPP), anteriormente chamadas de lceras de presso. Todas essas leses podem ser prevenidas tendo sua etiologia clara, avaliao e diagnstico corretos para aplicao de intervenes especficas a cada uma. No caso de CDIs, manter o paciente limpo e seco, no caso de LPPs, reposicionar o paciente, cuidar da hidratao da pele e evitar presso e cisalhamento prolongados, e Skin teares, proteger a pele delicada do paciente de fatores externos que atacam a sua segurana. Em suma, a preveno dessas leses evita a deteriorao da qualidade de vida do paciente idoso, bem como de sua economia familiar, devido ao alto custo necessrio para tratar leses complicadas ou avanadas.

Palavras-chave: Idoso; Enfermagem; Envelhecimento da pele.

 

Introduccin

La expectativa de vida en el mundo ha ido creciendo con el pasar de los aos. Los avances cientficos en temas de frmacos y tratamientos mdicos que son cada vez ms prometedores en enfermedades que antes eran consideradas de gran mortalidad otorgan al ser humano una mejor expectativa de vida. Las Naciones Unidas en su reporte de Perspectivas de la poblacin mundial 2022: Resumen de resultados, mencionan justamente que la esperanza de vida global alcanz los 72,8 aos en 2019, lo cual es una mejora de casi 9 aos desde 1990.

Este aumento de la poblacin de adultos mayores se comprueba con la ltima estadstica que indica que para el 2030, 1 de cada 6 personas en el mundo tendr 60 aos o ms, inclusive seala que para el 2050 habrn 426 millones de personas con ms de 80 aos de edad (WHO, 2022).Ante este contexto, las Naciones Unidas decret que desde el 2021 hasta el ao 2030, ser la dcada de las Naciones unidas para el Envejecimiento saludable e insta a los gobiernos, organismos, e instituciones acadmicas, sociedades profesionales y civiles a unirse en esta campaa.

Ante este panorama, es que la labor de los profesionales de la salud en el manejo integral del adulto mayor reviste de gran importancia. El conocer sus caractersticas nicas, cambios morfo fisiolgicos y situaciones de salud comunes de esta etapa, brinda parmetros importantes para la focalizacin de las intervenciones de salud que se llevaran a cabo con este grupo o poblacional, tanto en la prevencin de enfermedades, promocin de la salud as como el tratamiento curativo si se amerita. Es por ello, que este ensayo pretende poder brindar una mirada completa de uno de los problemas que ms aparece en el caso de los adultos mayores con dficit de autocuidado, deterioro de su movilidad fsica o condiciones de postracin: las lesiones de la piel tales como: dermatitis asociada a incontinencia, ulceras por presin, desgarros o las llamadas skin tears, entre otras afecciones ms.

 

Desarrolllo

Mantener la integridad de la piel del paciente adulto mayor con dficit de autocuidado, se vuelve un desafo para la prctica enfermera. Los cambios normales de la piel durante el envejecimiento tales como el adelgazamiento de la epidermis, sequedad de la piel, disminucin de los melanocitos, de la fuerza y de la elasticidad de la piel (por la prdida de colgeno y elastina), inclusive la disminucin del panculo adiposo (Thakur et al.,2009), predisponen a los adultos mayores a lesiones drmicas que podran complicarse si no son tratadas a tiempo.

En el cuidado de la piel del adulto mayor existen dos premisas: tratar la humedad excesiva o la sequedad extrema de la piel. Un factor que puede exacerbar el segundo, es el uso de jabones comunes y corrientes, que en los adultos mayores debe ser reemplazado por limpiadores para la piel tales como el Cerave , que contiene surfactante ms suave, ms emulsionantes y humectantes que no daan la piel y ms que nada que la mantienen por ms tiempo hmeda. Se ha demostrado adems, que el uso de humectantes al menos 3 veces al da, es de ms beneficio que solo colocarlo despus del bao, puesto que la permanencia de estos productos en la piel solo es de mximo 8 horas (Brennan y Turner, 2019).

La valoracin de la piel del adulto mayor debe de darse de forma focalizada inspeccionando las superficies corporales, examen de prominencias seas, reas potenciales que sufran de sequedad, o reas que podran estar hmedas como la ingle, zona infra mamarias, pliegues de la piel, pliegues interdigitales o axilares, con la finalidad de poder detectar riesgo de lesiones o lesiones ya instauradas. Algo a destacar tambin es que la polifarmacia es comn en los adultos mayores, y los medicamentos como los diurticos, los antilipmicos y los antiandrgenos pueden exacerbar la piel seca (White-Chu y Reddy, 2011). Ante este panorama el cuidado de la hidratacin de la piel debe ser mas concienzudo.

 

Dermatitis Asociada a incontinencia (DAI)

En el caso del paciente encamado, y que no controla esfnteres, las dermatitis asociada a incontinencia (DAI) es muy comn. Esta es definida como un tipo de dermatitis de contacto irritante (inflamacin de la piel) encontrada en personas con incontinencia fecal y/o urinaria (Beeckman et al.,2015), esta exposicin vuelve a la piel ms alcalina y por lo tanto ms susceptible de sufrir rotura.

Dentro de los factores de riesgo ms comunes de los adultos mayores para padecer de DAI se encuentran: a)Incontinencia fecal o urinaria, o ambas, b) Disminucin del estado de conciencia c)Estado nutricional pobre, d)Deterioro de la movilidad fsica e)uso de polifarmacia f) dificultad para realizar la higiene o cuidadores que no atienden al paciente con frecuencia (Beel et al.,2017).

Entre las manifestaciones clnicas que se evidenciaran para poder diagnosticar una DAI tenemos: 1. Eritema, 2. Maceracin, 3. Signos de infeccin fngica o bacteriana, 4. Erosin o denudacin (figura 1), 5. Presencia de vesculas, ppulas o pstulas. En ocasiones tiende a ser confundida con las ulceras por presin, y para ello se debe tomar en cuenta ciertas diferencias tales como que las DAI poseen forma irregular, como islotes en ciertas reas, y que no tienden a curarse al ser tratadas como se tratara una ulcera por presin. En la siguiente tabla se aclaran las diferencias entre ambas.

 

Figura 1

PARAMETRO

DAI

UPP

1.                  Antecedentes del paciente

Incontinencia fecal, urinaria o ambas

Historia de exposicin a largos periodos de presin en prominencias seas

2.                  Sntomas

Dolor, quemazn, hormigueo, comezn

Dolor

3.                  Bordes

Bordes poco definidos

Bordes bien definidos

4.                  Localizacin

rea perineal, perigenital, glteos, espalda baja, parte superior o posterior del muslo

Prominencias seas o reas en contacto de dispositivos mdicos

5.                  Profundidad

Piel intacta con eritema, perdida del espesor superficial de la piel,

De espesor parcial a espesor profundo de la piel, la herida suele tener presencia de tejidos no viables.

Fuente: (Beeckman et al.,2015),

 

El tratamiento de las DAI empieza con el mantenimiento de una piel limpia y seca,  este procedimiento debe ser realizado con un limpiador que posea pH equilibrado reduciendo as la irritacin y la sequedad de la piel, lo que reduce el riesgo de deterioro de la integridad de la misma. Se debe adems corregir la causa: la contencin de la orina o las heces ayudar a reducir la exposicin de la piel a la humedad sea esto con dispositivos para continencia urinaria como las sondas vesicales o sondas rectales como el Flexiseal al menos para garantizar la curacin de la lesin. El uso de productos de barrera que contienen xido de zinc, vaselina o dimeticona y que han sido demostrado que pueden proporcionar una barrera fsica contra los irritantes y la humedad. Es importante tambin hacer notar que se deben tratar la infeccin mictica con el tratamiento adecuado.

 

Figura 2: Lesion por Humedad zona sacra.

 

La prevencin de estas lesiones, es bastante sencilla pero al mismo tiempo requiere disciplina, aspectos como la eliminacin de las amenazas tales como: limpieza agresiva acompaada de una friccin excesiva durante el aseo del paciente, mantener al paciente con humedad debido a la orina o heces, al realizar cambios ms frecuentes de los paales, utilizar jabones cosmticos en lugar de los jabones apropiados para mantener el Ph normal de la piel.

 

Skin tears

Otro de los problemas ms frecuentes en el adulto mayor son las llamadas Skin tears, o tambin denominadas desgarros cutneos, se consideran como heridas agudas provocadas por fuerzas mecnicas, como los traumatismos cerrados y que ocurren comnmente en los extremos de la edad. Estas heridas suelen ser de trpida y lenta cicatrizacin, entre sus causas puede estar la reduccin de la difusin de oxgeno en la piel, y daos micro vasculares.

Cmo se puede prevenir los Skin tears?, tratando de aminorar los factores intrnsecos del pacientes como lo es el evitar el tejido seco, delgado e inelstico, utilizando jabones neutros, o limpiadores que posean ceramidas, mejorar la humectacin de la piel, la nutricin. En aquellos adultos mayores con deterioro del nivel cognitivo, o que se encuentran agitados se deben de cuidar de prevenir lesiones por factores externos modificando el ambiente del paciente para fomentar su seguridad.

 

Figura 3

Factor de riesgo

Estrategias individuales

Estrategias del cuidador

Salud en general

                    Educacin del paciente para evitar desgarros

                    Optimizar la nutricin y la hidratacin

 

                    Brindar un entorno seguro al paciente

                    Educar a los cuidadores

                    Proteger al paciente de las autolesiones

                    Revisar la polifarmacia (ciertos medicamentos pueden inducir la fragilidad de la piel)

 

Movilidad

                    Fomente la actividad fsica

                    Utilice dispositivos de ayuda para poder realizar la actividad fsica

                    Evaluacin diaria de la piel

                    Garantizar la tcnica o equipo necesario para movilizar al paciente de forma segura

                    Eliminar desorden en la unidad del paciente

                    Eliminar pliegues de la ropa, sabanas o dispositivos mdicos que use el paciente

                    Nunca arrastrar al paciente cuando se lo moviliza

                    Proteger con almohadillas aquellas superficies que podran tener contacto con el paciente, incluso si procede colocar mangas en los brazos del paciente.

Piel

Use mangas largas

Tenga las uas cortas

Hidratar su piel al menos dos veces al dia

Usar agua tibia o templada para el bao del paciente

Usar jabones neutros

Hidratar la piel al menos dos veces al dia

Evite el uso de adhesivos muy fuertes

Si procede usar humidificador para la habitacin

Controlar si el paciente se encuentra edematizado

Fuente: LeBlanc et al, 2019

 

Algo interesante con relacin a la piel, menciona un estudio que  mediante la aplicacin de emolientes (cuidado habitual ms aplicacin de humectante dos veces al da) los pacientes de la muestra presentaron 5,76 de skin tears por mes por cada 1000 das en comparacin con 10,57 skin tears en el grupo de atencin habitual donde nicamente realizaban hidratacin de la piel ad hoc o no estandarizado) (Cowdell et al., 2020)

Segn la Wounds International (2018), el manejo inicial de las Skin tears radica en 4 aspectos principales:

1.      Control del sangrado: aplicar presin, y si procede elevar el miembro afecto. Utilizar apsitos que se encarguen de la homeostasia ej: alginato de calcio.

2.      Limpieza y desbridamiento: Realizar limpieza de la herida mediante irrigacin de solucin salina, con mucha delicadeza. Si el colgajo de piel se encuentra necrtico, se debe desbridar con mucho cuidado de no eliminar tambin piel viable. Si el colgajo est en buenas condiciones utilizarlo como apsito de la herida reposicionndolo para que tape la herida, se puede ayudar con una pinza o con un pedazo de algodn humedecido.

3.      Manejar la infeccin o inflamacin: Verificar si la herida fue por inflamacin o por trauma, signos de infeccin: eritema, edema, dolor, mal olor. Si se llegase a diagnosticar infeccin se deber recurrir a apsitos antimicrobianos.

4.      Controlar y vigilar la humedad o exceso de exudado de la herida.

5.      Vigilar el cierre de la herida: por lo general estas heridas demoran de 14-21 das para cicatrizar.

 

Ulceras por presin

Las ulceras por presin, ahora llamadas lesiones por presin, son una de las complicaciones del paciente postrado ms comunes, y que se consideran 100% prevenibles con los cuidados adecuados.  Estas ulceras son causadas por dao tisular cuando el suministro de sangre a un rea de la piel disminuye como resultado de la presin (Mitchell, 2018) y en otros casos por el cizallamiento durante la movilidad del paciente encamado. Adicionalmnente tambin se ha documentado que las lesiones por presin pueden estar tambin causadas por dispositivos mdicos, que no se cambian o rotan de sitio, o en resumen no han tenido el cuidado correspondiente.

Rememorando un poco de la historia de la denominacin de ulceras, fue en 1942 cuando Groth quien en su tesis doctoral distingui dos tipos de lesiones por decbito: heridas superficiales que se asemejan a abrasiones y lceras necrticas profundas severas que comienzan en tejidos blandos ms profundos debajo de intactos (Kottner, 2020).

Ya luego, fueron instauradas nuevas clasificaciones tales como la del National Pressure Injury Advisory Panel (NPUAP)) quien plantea que ya no se denominen como ulceras por presin sino Lesiones por presin y expone una nueva clasificacin de 5 estados en lugar de grados (ver tabla 3):

Figura 4

Estado

Caractersticas

Estado 1

Eritema no blanqueable

Estado 2

Perdida de espesor parcial de la piel con dermis expuesta

Estado 3

Perdida de espesor total de la piel

Estado 4

Perdida del espesor total de la piel y perdida de tejido

Estado 5

Inclasificable

Fuente: Edsberg et al (2016)

 

De acuerdo al estadio se toman decisiones con relacin al manejo. En el caso del estadio 1 que es un pre ulcera ya que an tiene piel intacta, la medida de prevencin principal, es la eliminacin de la presin, esto se logra mediante el uso de apoyo apropiado tales como:

1.      Dar comodidad al paciente

2.      Redistribuir el peso del paciente, mediante uso de almohadas, colchn antiescaras

3.      Vigilar la piel, y las superficies de contacto como pliegues de sabanas, dispositivos mdicos etc.

4.      Evaluacin de la condicin nutricional del individuo.

5.      Reposicionar al paciente cada 2 horas como mximo.

6.      Realizar humectacin de la piel tres veces al da.

7.      Utilizar superficies de apoyo como colchones antiescaras, almohadillas, etc.

En el caso de las lesiones por presin en estadios superiores, el manejo es multidisciplinario, puesto que existen factores intrnsecos a considerar como la condicin nutricional, co morbilidades, factores econmicos, sociales, familiares e incluso ambientales. Existen apsitos inteligentes y productos en el mercado que pueden otorgar menores tiempos de cicatrizacin, y aportar a la calidad de vida del paciente durante el tiempo que dure la curacin.

 

 

 

Conclusiones

La piel otorga muchas funciones vitales para el cuerpo humano. La integridad de la misma permite que exista una barrera de proteccin contra los microorganismos de nuestro entorno, y si esta se pierde, la salud de la persona puede verse gravementa afectada. El adulto mayor por su condicin fisiolgica del envejecimiento, el cuidado de la piel reviste de muchsima importancia. La valoracin de enfermeria o del cuidador principal debe ser disciplinada y concienzuda con la nica finalidad de encontrar lesiones en estado temprano para evitar complicaciones a futuro.

La dermatitis asociada a la incontinencia, y las lesiones por presin, son prevenibles. Si bien existen condiciones pre existentes aadidas del paciente que pudiesen otorgar riesgos en mayor medida que a otros, el porcentaje de no aparicin, con los cuidados adecuados, es bastante grande. El adulto mayor debe ser protegido de estos acontecimientos, puesto que aparte de tener un impacto en su salud muy negativo para el paciente, tambin sufre o se afecta la familia o cuidadores, centros hospitalarios o gerontolgicos, quienes deben asumir costos elevados para la curacin de estas lesiones, usar personal capacitado, y el giro de cama tambin se ve enlentecido. Estas lesiones tambin ponen en mucho entredicho el cuidado que se les brinda a los adultos mayores con dficit de autocuidado y que no representa nada agradable para ellos, como para sus familias que a ms de su condicin inicial tengan que adems, enfrentar otras afecciones y que eran perfectamente prevenibles.

 

Referencias

1.      Beeckman, D., Van Lancker, A., Van Hecke, A., Verhaeghe, S. (2015) A systematic review and meta-analysis of incontinence-associated dermatitis, incontinence, and moisture as risk factors for pressure ulcer development. Res Nurs Health, (37), 204-18

2.      Beele, H., Smet, S., Van Damme, N., & Beeckman, D. (2017). Incontinence-associated dermatitis: Pathogenesis, contributing factors, prevention and Management Options. Drugs & Aging, 35(1), 110. https://doi.org/10.1007/s40266-017-0507-1

3.      Brennan-Cook, J., & Turner, R. L. (2019). Promoting Skin Care for Older Adults. Home Healthcare Now, 37(1), 10-16. https://doi.org/10.1097/NHH.0000000000000722

4.      Cowdell, F., Jadotte, Y. T., Ersser, S. J., Danby, S., Lawton, S., Roberts, A., & Dyson, J. (2020). Hygiene and emollient interventions for maintaining skin integrity in older people in hospital and residential care settings. The Cochrane Database of Systematic Reviews, 1, CD011377. https://doi.org/10.1002/14651858.CD011377.pub2

5.      Kottner, J., Cuddigan, J., Carville, K., Balzer, K., Berlowitz, D., Law, S., Litchford, M., Mitchell, P., Moore, Z., Pittman, J., Sigaudo-Roussel, D., Yee, C. Y., & Haesler, E. (2020). Pressure ulcer/injury classification today: An international perspective. Journal of Tissue Viability, 29(3), 197-203. https://doi.org/10.1016/j.jtv.2020.04.003

6.      LeBlanc, K., Langemo, D., Woo, K., Campos, H. M., Santos, V., & Holloway, S. (2019). Skin tears: Prevention and management. British Journal of Community Nursing, 24(Sup9). https://doi.org/10.12968/bjcn.2019.24.sup9.s12

7.      Mitchell, A. (2018). Adult pressure area care: Preventing pressure ulcers. British journal of nursing (Mark Allen Publishing), 27(18). https://doi.org/10.12968/bjon.2018.27.18.1050

8.      Thakur, R., Batheja, P., Kaushik, D., & Michniak, B. (2009). Chapter 4Structural and Biochemical Changes in Aging Skin and Their Impact on Skin Permeability Barrier. En N. Dayan (Ed.), Skin Aging Handbook (pp. 55-90). William Andrew Publishing. https://doi.org/10.1016/B978-0-8155-1584-5.50008-9

9.      White-Chu, E. F., & Reddy, M. (2011). Dry skin in the elderly: Complexities of a common problem. Clinics in Dermatology, 29(1), 37-42. https://doi.org/10.1016/j.clindermatol.2010.07.005

10.  WHO. (2022, de ocubre). Ageing and health. Ageing and health. https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/ageing-and-health

11.  World Population Prospects 2022: Resumen de resultados Diez mensajes clave . (2022). https://www.un.org/development/desa/pd/sites/www.un.org.development.desa.pd/files/undesa_pd_2022_wpp_key-messages.pdf

 

 

 

2022 por los autores. Este artculo es de acceso abierto y distribuido segn los trminos y condiciones de la licencia Creative Commons Atribucin-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0)

(https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/).x

 

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia




Polo del Conocimiento              

Revista Científico-Académica Multidisciplinaria

ISSN: 2550-682X

Casa Editora del Polo                                                 

Manta - Ecuador       

Dirección: Ciudadela El Palmar, II Etapa,  Manta - Manabí - Ecuador.

Código Postal: 130801

Teléfonos: 056051775/0991871420

Email: [email protected][email protected]

URL: https://www.polodelconocimiento.com/

 

 

            



Top