Revista Polo del Conocimiento


Polo del Conocimiento

 

 

Alternativas de intervencin para mejorar el estilo de vida del enfermero y la calidad del cuidado

 

Intervention alternatives to improve the lifestyle of nurses and the quality of care

 

Intervention alternatives to improve the lifestyle of nurses and the quality of care

Nuccette Sierra L II
lnucettedes@gmail.com
https://orcid.org/0000-0003-3192-5084
Kathiusca Paola Echeverra Caicedo I
kecheverriac@unemi.edu.ec
https://orcid.org/0000-0003-1778-9477
Gabriela de Jess Vsquez Espinoza III
gvasqueze2@unemi.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-7825-8699
Grecia Elizabeth Encalada Campos IV
gencaladac@unemi.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-45500063
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Correspondencia: [email protected]

 

 

Ciencias de la Salud

Artculo de Investigacin

* Recibido: 23 de junio de 2022 *Aceptado: 12 de julio de 2022 * Publicado: 05 de agosto de 2022

 

 

 

  1. Licenciada en Enfermera, Magster en Diseo y Evaluacin de Modelos Educativos, Magster en Salud Pblica, Profesora Titular Auxiliar 1 Tiempo Completo, Coordinadora de Prcticas Pre Profesionales de la Facultad Ciencias de la Salud de la Universidad Estatal de Milagro, Ecuador.
  2. Universidad de Zulia, Zulia, Venezuela.
  3. Licenciada en Enfermera Magster en Gerencia de servicios de Salud, Universidad Estatal de Milagro Docente Titular Auxiliar 2. Directora de la Carrera de Enfermera, Ecuador.
  4. Licenciada en Enfermera, Magster en Gerencia de servicios de Salud, Universidad Estatal de Milagro Docente Titular Auxiliar 2, Ecuador.

Resumen

La investigacin tuvo como objetivo proponer alternativas de intervencin con un enfoque educativo, de sensibilizacin y gestin para promover un estilo de vida saludable en el personal de enfermera que a su vez mejore su disposicin para la calidad del cuidado como eje central de sus funciones asistenciales. La propuesta se sustent en los resultados obtenidos por Echeverra, Nucete, Blanco y Escalada (2022), en un estudio de tipo descriptivo y proyecto factible, con diseo de campo, no experimental y transversal, en el que aplicaron los cuestionarios de Salazar y Arrivillaga (2005) y el Nursing Work ndex (adaptado por De Pedro-Gmez et at. 2009) a una muestra de 175 enfermeros profesionales del Hospital General Babahoyo, Ecuador. Como resultado se obtuvo que el estilo de vida en los enfermeros es poco saludable y la calidad del cuidado es baja, sustentado en estos hallazgos se plante una propuesta con alternativas de intervencin dirigidas a mejorar el estilo de vida en los enfermeros y la calidad del cuidado. Se concluy que la propuesta es factible y viable de ser puesta en prctica, est conformada por talleres terico-prcticos y estrategias gerenciales para promover en el personal de enfermera un estilo de vida saludable necesario para afrontar de forma positiva las complejidades de las tareas desempeadas y lograr la calidad del cuidado a los usuarios.

Palabras Clave: Estilos de vida; personal de enfermera; intervenciones educativas; calidad del cuidado.

 

Abstract

The objective of the research was to propose intervention alternatives with an educational, awareness-raising and management approach to promote a healthy lifestyle in nursing staff, which in turn improves their disposition for quality care as the central axis of their care functions. The proposal was based on the results obtained by Echeverra, Nucete, Blanco and Escalada (2022), in a descriptive study and feasible project, with a field, non-experimental and cross-sectional design, in which the Salazar and Arrivillaga questionnaires were applied. (2005) and the Nursing Work Index (adapted by De Pedro-Gmez et at. 2009) to a sample of 175 professional nurses from the Babahoyo General Hospital, Ecuador. As a result, it was obtained that the lifestyle of nurses is unhealthy and the quality of care is low. Based on these findings, a proposal was made with intervention alternatives aimed at improving the lifestyle of nurses and the quality of care. . It was concluded that the proposal is feasible and viable to be put into practice, it is made up of theoretical-practical workshops and managerial strategies to promote a healthy lifestyle in the nursing staff necessary to positively face the complexities of the tasks performed and achieve quality of care for users.

Keywords: Lifestyles; nursing staff; educational interventions; quality of care.

 

Resumo

O objetivo da pesquisa foi propor alternativas de interveno com abordagem educativa, sensibilizadora e gerencial para a promoo de um estilo de vida saudvel na equipe de enfermagem, o que, por sua vez, melhora sua disposio para uma assistncia de qualidade como eixo central de suas funes assistenciais. A proposta foi baseada nos resultados obtidos por Echeverra, Nucete, Blanco e Escalada (2022), em um estudo descritivo e projeto vivel, com um desenho de campo, no experimental e transversal, no qual foram aplicados os questionrios Salazar e Arrivillaga (2005) e o Nursing Work Index (adaptado por De Pedro-Gmez et at. 2009) a uma amostra de 175 profissionais enfermeiros do Hospital Geral Babahoyo, Equador. Como resultado, obteve-se que o estilo de vida dos enfermeiros insalubre e a qualidade da assistncia baixa.Com base nesses achados, foi feita uma proposta com alternativas de interveno visando a melhoria do estilo de vida dos enfermeiros e a qualidade da assistncia. Concluiu-se que a proposta factvel e vivel de ser colocada em prtica, composta por oficinas terico-prticas e estratgias gerenciais para a promoo de um estilo de vida saudvel na equipe de enfermagem necessria para enfrentar positivamente as complexidades das tarefas desempenhadas e alcanar a qualidade de atendimento aos usurios.

Palavras-chave: Estilos de vida; equipe de enfermagem; intervenes educativas; Qualidade do cuidado.

Introduccin

Puede afirmarse que el desempeo laboral est directamente relacionado con el estilo de vida de los trabajadores, las personas con hbitos y conductas saludables tienen una mayor disposicin para el desarrollo de las tareas asignadas con adecuados estndares de calidad y con menor riesgo a padecer agotamiento por una inadecuada relacin entre la carga laboral y la capacidad tanto fsica, mental como emocional para asumirla. (Henao, 2013; Argibay, 2014, Snchez, 2014)

En relacin con las ideas anteriores, los profesionales que asumen cargos asistenciales en salud como es el caso del personal de enfermera, estn expuestos a diversos factores organizacionales, personales y del proceso mismo de atencin a los pacientes, que consumen una parte significativa de su energa vital por lo que deben prestar especial atencin a los hbitos de alimentacin, actividad fsica y

autocuidado que deben seguir para compensar el desgaste que experimentan en el desempeo de sus funciones. (Echeverria et al., 2020, Echeverra et al., 2018) Asimismo la calidad del cuidado por parte del personal de enfermera requiere de la motivacin de los lideres para sobrellevar la labor diaria, as como el apoyo para tomar decisiones en torno a las acciones de mejora del servicio prestado a los pacientes y cumplir con los protocolos estandarizados en la institucin para el alcance de la calidad basado en los objetivos propuestos en los planes y programas de atencin a los pacientes. (Febr et al., 2018, Waldow, 2014)

Con la finalidad de mejorar el estilo de vida y su relacin con la calidad del cuidado en el personal de enfermera del Hospital de IEES de Babahoyo, Ecuador se plantea en este articulo una propuesta cuya estructura se basa en alternativas de intervencin planteadas como actividades coherentes, organizadas e integradas para promover un estilo de vida saludable en el personal de enfermera y mejorar la gestin de la calidad del cuidado. El articulo se encuentra estructurado en los siguientes apartados: Desarrollo, metodologa, resultados, discusin y conclusiones.

 

Desarrollo

La propuesta se alternativas de intervencin contribuir a la adopcin de un estilo de vida saludable en el personal de enfermera, quienes recibirn a travs de talleres orientaciones y recomendaciones para poner en prctica conductas preventivas de enfermedades crnicas como diabetes e hipertensin y los efectos negativos del estrs.

Por otra parte, se plantea integrar a la gerencia del hospital en esta propuesta ya que la calidad del cuidado de los enfermeros est influenciada por diversos factores, tales como el liderazgo, trabajo en equipo, participacin en la toma de decisiones y reconocimiento del desempeo.

Asimismo la motivacin del personal es esencial a fin de lograr un entorno propicio para el cuidado. Una personal de enfermera satisfecho y motivado por su trabajo ser capaz de comprometerse en mejorar los procesos de cuidado dirigidos a favorecer el confort, curacin y restitucin de la salud de las personas que cuida.

La propuesta se implementar en el Hospital IESS Babahoyo, ubicado en la Provincia de Los Ros, cantn Babahoyo, parroquia Clemente Baquerizo, Ecuador . De acuerdo con la reglamentacin del Ministerio de Salud Pblica corresponde al Segundo Nivel de Atencin, con un Cuarto Nivel de Complejidad, categora del Establecimiento II-5 lo cual se determina como Hospital General, con una capacidad de 122 camas censables y 65 no censables, en el que se labora desde el 1 de marzo del 2013.

 

Metodologa

La metodologa aplicada en la investigacin desarrollada por Echeverra et al., (2022) de donde parte la presente propuesta, fue de tipo cuantitativa, descriptiva, proyecto factible, de campo y transversal. La muestra estuvo representada por 175 enfermeros profesionales del Hospital general del Instituto Ecuatoriano de seguridad Social (IESS) de la ciudad de Babahoyo, Ecuador.

Para obtener los datos en cuanto a la variable estilo de vida se aplic el instrumento diseado por Arrivillaga y Salazar (2005). Para evaluar la calidad de atencin se aplic la escala del Nursing Work Index (adaptado por De Pedro-Gmez et at. 2009) En ambos instrumentos la escala de respuesta se encontr conformada por cuatro opciones con valores de 1 a 4, de all se dise un baremo para comparar la media aritmtica con los siguientes rangos: 1,00-1,74, 1,75-2,49, 2,50-3,24, 3,25-4,00; de forma que sta pueda calificarse en niveles bajo, muy bajo, moderado y alto, facilitando as el anlisis e interpretacin de los resultados.

 

Resultados

En el grfico 1 se representan los resultados de las dimensiones del estilo de vida de los profesionales de enfermera que laboran en el hospital General del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de la ciudad de Babahoyo, Ecuador.

 

 

 

 

Grfico 1. Medias aritmticas de las dimensiones del Estilo de Vida Profesionales de enfermera del Hospital General del IESS de la ciudad de Babahoyo, Ecuador. 2021


Fuente: Echeverria et al., (2022)

 

Con respecto a la medias aritmticas de las dimensiones del Estilo de Vida, la condicin actividad fsica y deporte obtuvo un valor de 2,02 correspondiendo a un nivel bajo, para la recreacin y manejo del tiempo libre fue 2,69 alcanzando un nivel moderado, el autocuidado y cuidado mdico reflej una media de 2,89 ubicada en un nivel moderado, en los hbitos alimenticios fue de 2,73 calificndose en nivel moderado, para el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas fue 1,65 quedando en un nivel muy bajo, mientras que el sueo con 2,77 se ubic en un nivel moderado. El valor promedio del estilo de vida fue de 2,46 evidenciando que este en el profesional de enfermera del Hospital General del IESS de la ciudad de Babahoyo, Ecuador se encuentra en un nivel bajo.

El grafico 2 muestra los resultados de las dimensiones de la calidad del cuidado de los profesionales de enfermera que laboran en el hospital General del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de la ciudad de Babahoyo, Ecuador.

 

 

 

 

 

 

 

Grfico 2. Medias aritmticas de las dimensiones de la Calidad del Cuidado Profesionales de enfermera del Hospital General del Instituto Ecuatoriano de seguridad Social (IESS) de la ciudad de Babahoyo, Ecuador. 2021


Fuente: Echeverria et al. (2022)

 

Al analizar las medias aritmticas de las dimensiones de la calidad de la atencin, se evidencia que la participacin de la enfermera en asuntos del centro arroj un valor de 1,69 correspondiendo a un nivel bajo, para el fundamento enfermero de la calidad de los cuidados fue 2,76 alcanzando un nivel moderado, la capacidad, liderazgo y apoyo a las enfermeras por parte de los gestores enfermeros obtuvo una media de 2,19 ubicada en un nivel bajo, en la dimensin de la plantilla y adecuacin de los recursos humanos fue de 1,97 estando en nivel bajo, para las relaciones entre mdicos y enfermeras la media fue 2,62 ubicndose en un nivel moderado.

Siguiendo los criterios del instrumento utilizado para evaluar la calidad de atencin, las dimensiones antes sealadas, fueron evaluadas en base al valor de las medias aritmticas, de forma que valores superiores a 2,5 se considera el entorno favorable para la prctica profesional de calidad. El promedio por encima de 2,5 puntos en solo en una dimensin se considera un ambiente de trabajo desfavorable para la calidad; mientras que si se presenta este puntaje en dos o tres dimensiones corresponde a un ambiente mixto y si ocurre en cuatro o cinco de estas, indican un ambiente favorable para una prctica profesional de enfermera de calidad.

De forma que, segn los resultados obtenidos el hospital en estudio es de tipo mixto, con un valor promedio para la variable de 2,28 demostrando que la calidad del cuidado en el Hospital General del IESS de la ciudad de Babahoyo, Ecuador se encuentra en un nivel bajo.

 

 

Discusin

Los resultados de la investigacin identifican conductas de riesgo que condicionan un estilo de vida poco saludable en los profesionales de enfermera, mientras que la calidad del cuidado aleja al centro hospitalario de alcanzar certificaciones como la de hospital magntico, iniciada por la Academia Americana de Enfermera (AAN) en la dcada de 1980 para reconocer instituciones que ejercen una excelente prctica de enfermera a travs del liderazgo transformacional; empoderamiento de la estructura e imagen de la enfermera; ejercicio de prctica ejemplar; implementacin de mejoras y perfeccionamiento de los resultados. (Echeverra et al, 2022, LLop et al. 2016, Yanarico et al. 2020, Cassiani y Lira 2018, Parisi y Melleiro, 2016)

Estos resultados sustentan la propuesta de alternativas de intervencin con un enfoque enfoque educativo, de sensibilizacin y gestin, para promover un estilo de vida saludable en el personal de enfermera que a su vez mejore su disposicin para mejorar continuamente la calidad del cuidado como eje central de sus funciones asistenciales.

Alternativas de intervencin propuestas para mejorar el estilo de vida del personal de enfermera.

En este orden de ideas, se propone dictar 3 talleres terico-prcticos en 2 a 3 sesiones mensuales para cada uno, los cuales podrn repetirse de forma trimestral. stos sern coordinados por la investigadora quien se encargar de programar los horarios a conveniencia de las partes (facilitadores y asistentes) as como de

conformar un equipo multidisciplinario capacitado para abarcar las siguientes temticas:

1. Hbitos de alimentacin saludable: Deteccin de factores de riesgo (ndice de masa muscular, circunferencia abdominal, entre otros), distribucin calrica diaria, demostracin de preparacin de alimentos bajos en caloras, interpretacin del etiquetado de los alimentos empacados comercialmente, propuesta de dietas balanceadas accesibles, sensibilizacin para una alimentacin balanceada desde el hogar.

Una dieta saludable forma parte importante para mejorar la salud y prevenir enfermedades metablicas y cardiovasculares tales como la diabetes, infartos o accidentes cerebrovasculares. Adems, mantiene un ptimo estado de energa y mejora el rendimiento laboral en el hospital, hogar y entorno social. (Aguasaco, 2016)

El personal de enfermera por extensas jornadas de trabajo y alta demanda de cuidados de los pacientes, suelen solicitar domicilios en los restaurantes y consumir comidas rpidas, dndose poca oportunidad de preparar comidas balanceadas con un adecuado aporte calrico segn la edad y estado fsico.

Al interior de los hospitales se deben promover los hbitos saludables que parten de una alimentacin equilibrada para que el auxiliar de enfermera pueda mejorar su estado de salud, ser ms productivos y prevenir el padecimiento de patologas relacionadas con un inadecuado estado nutricional (obesidad, depresin, estrs, alteraciones fisiolgicas). Los programas de nutricin deben incluir:

Incluir en la jornada laboral el tiempo que utilizar el personal de enfermera para consumir los alimentos sin premuras ni interrupciones y ofrecer orientacin nutricional dentro de la institucin.

Sensibilizar y capacitar al personal de enfermera sobre la importancia de seleccionar los alimentos bajos en azucares, grasas, sodio, colorantes y preservantes qumicos en su dieta diaria.

Implementar un programa educativo en las instalaciones del hospital con el apoyo del servicio de Nutricin y diettica para la adopcin de hbitos saludables en el personal de salud que involucre prcticas en el ncleo familiar para tener un mayor xito en el cambio de conductas.

2. Prctica de actividad fsica regular: Ejercicio fsico dentro y fuera del contexto de trabajo. Las personas que disminuyen la actividad fsica diaria tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades crnicas, problemas cardiovasculares, algunos tipos de cncer, artrosis, disminucin de la densidad del tejido seo y otras relacionadas al estado de salud mental como es la depresin y el estrs, teniendo todas stas un origen similar como es el sedentarismo crnico. El cuerpo humano est diseado para estar en movimiento, cuando no hay actividad fsica el cuerpo de cansa con facilidad por tal motivo es necesario regularlo por medio de ejercicio ya que la estimulacin produce mayor fuerza y resistencia entre otras caractersticas propias de un buen estado de salud.(Aguasaco, 2106)

Los profesionales que dedican buena parte del da al cumplimiento de sus labores suelen afirmar que no hacen ejercicio en forma frecuente por falta de tiempo. Es necesario sensibilizarlos para que dediquen media hora diaria a la prctica de algn

tipo de actividad fsica (caminatas, bailoterapia, yoga, pilates, aerobics), esto aporta mltiples beneficios a la salud de forma integral, contribuye entre otros aspectos a regular el peso corporal, mejorar las funciones metablicas, conciliar mejor el sueo, liberar las tensiones del estrs, recuperar energas y subir el autoestima. Para promover la actividad regular en el personal de enfermera se debe tener en cuenta:

Ofrecer una valoracin mdica antes de iniciar una actividad fsica de rutina para conocer cul es la actividad ms recomendada segn el estado de salud y capacidad fsica actual (caminar, nadar, bailar, aerobics, entre otras).

Habilitar en el hospital un espacio fsico con equipos bsicos como caminadoras y bicicletas fijas para que el personal se ejercite en las pausas que pueda tener durante la jornada laboral.

Incluir pausas activas durante la jornada laboral: Es una actividad fsica combinada con ejercicios de 10 o 20 minutos que los trabajadores realizan en horas laborales, estos movimientos se realizan en un orden cfalo caudal con el fin de relajar los msculos por las largas horas laborales o por posiciones estticas que generan tensin, estos ejercicios se pueden hacer tanto fsicos como mentales (respiracin-meditacin) para revitalizar la energa corporal.

Elaborar guas ilustrativas de ejercicios de estiramiento y relajacin muscular, liberadores del estrs para que el personal los practique en los momentos de descanso o en el hogar.

Realizar caminatas en grupo que pudieran efectuarse antes o despus de la jornada laboral y compartir estas experiencias con otros compaeros de trabajo.

Cerrar la semana laboral con alguna sesin de actividad fsica supervisada por un profesional tal como baile, aerobics, yoga, pilates, de forma que se combine el ejercicio con la relajacin.

3. Descanso y sueo reparador: Estas intervenciones involucran la prctica de ejercicios de relajacin, manejo del estrs, meditacin, pautas activas. De acuerdo con Aguasaco (2016) liberar el estrs diario es fundamental para lograr el descanso fsico y mental que conduce a su vez un sueo reparador. Atender estos aspectos contribuyen con el autocuidado junto con la alimentacin y ejercicio fsico.

En los hospitales se debe tener en cuenta los factores de riesgo causantes del estrs como son la sobrecarga laboral, tareas repetitivas, falta de apoyo, ambiente de trabajo inseguro y los horarios prolongados que limitan la vida familiar y social. Ante esto se deben realizar actividades para controlar estos riesgos antes de que impacten de forma negativa en la salud y conducta del trabajador.

Para manejar el estrs y lograr el descanso corporal, mental y emocional a travs de la relajacin y sueo reparador es importante tener en cuenta:

Posturas de sueo. En los momentos de descanso se debe tener una postura adecuada, esta se puede apoyar con la ayuda de almohadas en las articulaciones como son rodillas, pies, espalda y cadera, en un ambiente seguro, clido y tranquilo.

Relajacin y meditacin. Esto implica dejar de pensar en los inconvenientes que se presentan, dejar descansar el cuerpo de las tensiones y cansancio del da, busca obtener una relajacin profunda focalizndose en la respiracin

consciente, imgenes agradables, movimientos lentos y frases motivadoras. Esto puede ir acompaado de msica relajante.

Masajes: Presionar con una intensidad adecuada determinadas zonas del cuerpo para relajar los msculos despus de una extensiva jornada laboral.

Descanso mental: Consiste en imaginar situaciones agradables para relajar la mente, evitar pensar en las tareas que realiz en el da y las que tiene para el da siguiente.

Tiempo de sueo: Se aprovechar del tiempo dedicado al sueo de forma corrida (8 horas diarias) y no utilizar este tiempo para otras actividades ni compensarlo con siestas.

Cambios de vida. Buscar actividades de distraccin y recreacin que permitan desconectar con el trabajo, olvidar los problemas y eliminar el estrs acumulado por ejemplo cine, lectura, deportes, paseos, manualidades, entre otras.

Evitar el consumo de frmacos, licor y tabaco ya que puede potenciar los qumicos estimulantes en el cuerpo. Tener una dieta equilibrada y saludable de acuerdo con el gasto energtico en el trabajo.

Cada taller debe ser diseado con el equipo de profesionales para definir el cronograma de trabajo, contenido temtico y las actividades prcticas a desarrollar en espacios fsicos del hospital con el uso de materiales y recursos disponibles. Adems deben incluir la modalidad de intervencin y control, basados con estrategias de educacin y comunicacin acerca de los factores que permiten conservar la salud.

Una vez diseado el taller la coordinadora se encargar de difundir la convocatoria a travs de publicaciones en carteleras y redes sociales, asimismo cada jefe de seccin debe promover la asistencia del personal a las actividades programadas. Los talleres iniciaran con una dinmica de grupo para romper el hielo y motivar la cooperacin en un ambiente entusiasta. Posteriormente se desarrollar el contenido incluyendo informacin terica y actividades prcticas demostrativas y participativas. En la fase de cierre los participantes realizarn una breve exposicin de los saberes adquiridos, expectativas y reflexiones.

La coordinadora supervisar el cumplimiento de los cronogramas de trabajo y desarrollo de los contenidos durante el desarrollo de los talleres, asimismo gestionar la obtencin de los materiales e insumos necesarios para las actividades prcticas y dar a conocer recomendaciones previas para los participantes (asistencia puntual, llevar ropa cmoda, entre otras). De forma semestral se realizar un conversatorio con las personas que asistieron a los talleres para evaluar la puesta en prctica de las recomendaciones, aclarar dudas y hacer seguimiento a las recomendaciones aportadas.

Estrategias de gestin para la mejora continua de la calidad del cuidado enfermero.

En otro orden de ideas, la calidad del cuidado se considera un elemento unificador debido a que: permiten el desarrollo de la disciplina, exigen a los profesionales trabajar con un mtodo evaluando sistemticamente los cuidados y posicionan a los profesionales enfermeros como parte importante del equipo de salud. En este sentido, es importante entender que la calidad debe ser gestionada como un

proceso que permita mediciones que se traduzcan en mejoras significativas, as como comprender cul es la labor actual de la enfermera y su evolucin, con el fin de incorporar la calidad como eje esencial en los procesos desarrollados. (Torres et al., 2020). Al respecto, se plantean las siguientes estrategias que de acuerdo con Febr et al. (2018) pueden contribuir con la mejora continua de la calidad del cuidado en el Hospital IES de Babahoyo, Ecuador.

Definir indicadores para evaluar la motivacin y liderazgo, apoyo al cuidado enfermero por el equipo de trabajo y necesidad de recursos humanos para cubrir la demanda de pacientes que a su vez reflejen cmo se integran estos aspectos en el control de la calidad de los procesos enfermeros en la institucin.

Monitorizar la calidad de atencin, con el objetivo de comparar instituciones, identificar oportunidades de mejora y evaluar el impacto de las intervenciones

Definir indicadores de calidad en enfermera de forma planificada y sistemtica para identificar situaciones que deben ser estudiadas en profundidad. Esto es una puerta de entrada a la dinmica de los ciclos de mejora y un componente ineludible de las actividades de diseo o planificacin de la calidad.

El personal de enfermera debe participar en la toma de decisiones en cuanto a acciones de mejora en estructura, proceso y resultado del cuidado.

Medir a travs de cuestionarios las percepciones del personal de enfermera, sobre las razones que causaron omisin de procesos dentro de los protocolos de cuidado, con el objetivo de entregar datos tangibles a los gestores en enfermera para pueden tomar decisiones orientadas a fortalecer la continuidad del cuidado.

Estas estrategias tienen como meta garantizar la calidad del cuidado enfermero en la institucin, para su alcance se deben realizar esfuerzos colaborativos de los distintos niveles de atencin en enfermera, para la definicin de un conjunto de indicadores (cumplimiento, proceso y resultado) orientados a evaluar la gestin del cuidado, que sean creados y validados por profesionales de enfermera. Esto permitira, estructurar acciones de gestin dirigidas a generar impactos positivos en la salud de los usuarios, as como definir estndares de aquellos productos, servicios y procesos del trabajo enfermero que evidencien el comportamiento de las diferentes instituciones de salud desde el punto de vista de calidad del cuidado enfermero. (Fabr et al., 2018)

 

Conclusiones

La puesta en prctica de los talleres y estrategias de gestin contempladas como alternativas de intervencin, es factible ya que utilizar la capacidad econmica y operativa del Hospital IES de Babahoyo, Ecuador (espacios fsicos, materiales y equipos) para implementar las actividades propuestas previa aprobacin por parte de los directivos de la institucin.

Considerando que los talleres se basan en prcticas en las que se utilizarn insumos que la institucin tiene en inventario, no se amerita de un presupuesto adicional para llevarlos a cabo, sino la autorizacin de la direccin y departamento encargado para disponer de los ingredientes y materiales para la preparacin de comidas saludables de forma demostrativa. Tambin se puede manejar como alternativa, solicitar a los proveedores de insumos alimenticos la donacin de ingredientes necesarios para la realizacin de los talleres.

Otro aspecto que aporta viabilidad a esta propuesta es el aprovechamiento de capacidades en el talento humano y de los recursos estratgicos que tiene el hospital. Como se mencion anteriormente, los talleres sern facilitados por profesionales de la misma institucin (mdicos, psiclogos, terapeutas, enfermeros, nutricionistas, laboratoristas, entre otros) a quienes se les solicitar por intermediacin de la direccin, su participacin voluntaria en estas actividades en beneficio de la institucin.

En este sentido se plantean las siguientes lneas estratgicas se apoyan la viabilidad antes descrita:

Implementar tres talleres terico-prcticos de forma mensual dirigido al personal de enfermera para capacitarlos sobre el cambio de hbitos que contribuyen a seguir un estilo de vida saludable para que estn en mejor disposicin de prestar cuidados de calidad a los pacientes.

Organizar los talleres para abordar los temas de la prctica de la actividad fsica regular, alimentacin saludable, pausas activas, relajacin y descanso.

Promover los talleres a travs de carteleras disponibles en el hospital y redes sociales con mensajes que estimulen la participacin.

Informar por medio de las redes sociales las actividades realizadas en los talleres y los logros obtenidos.

Aportar las recomendaciones que deben seguirse en el hogar para lograr el cambio de hbitos en el ncleo familiar.

Dictar clases demostrativas sobre la preparacin de los alimentos utilizando bajo contenido de azucares, sodio y grasas saturadas.

Instruir al personal de enfermera sobre la informacin del etiquetado de los alimentos envasados, respecto al contenido calrico, grasas saturadas y colesterol, para una adecuada seleccin al momento de su compra.

Planificar los talleres que realizarn en el centro hospitalario en horarios que sean accesibles al personal para facilitar la asistencia.

Conformar un equipo multidisciplinario con profesionales del mismo hospital que se encargue del dictado de los talleres: Mdicos internistas, licenciados en enfermera, nutricionistas, personal encargado del comedor, psiclogos, terapeutas fsicos, laboratoristas clnicos (auxiliaras, bioanalistas), entre otros.

Plantear estrategias de gestin de la calidad del cuidado en enfermera desde un abordaje multimodal.

Involucrar a la gerencia del hospital en los talleres a desarrollar, solicitando la aprobacin y apoyo de los directivos y jefes de servicios, en cuanto a la participacin de los profesionales en el dictado de los talleres, utilizacin de los espacios fsicos, recursos e insumos para las actividades y la inclusin de estas actividades en el cronograma del personal de enfermera a quienes estn dirigidos los talleres.

Adicionalmente las actividades y estrategias propuestas son factibles ya que para su puesta en prctica se utilizarn recursos econmicos, humanos, materiales y tecnolgicos propios del hospital dndole sostenibilidad a este proyecto a largo plazo o durante el tiempo que se estime necesario para contribuir con la mejora del estilo de vida del personal de enfermera y de la calidad del cuidado. Adems, es importante desatacar que la propuesta est alineada con las metas estratgicas, misin y visin del hospital de IEES de Babahoyo, Ecuador.

 

Referencias

  1. Aguasaco, D. (2016) Gua de mejoramiento de hbitos saludables en los auxiliares de enfermera que presentan sobrecarga laboral Recuperado de: https://repository.uamerica.edu.co/bitstream/20.500.11839/661/1/07111508106- 2016-2-GTH.pdf
  2. Argibay, M. (2014) Seguridad y salud laboral en la oficina. Espaa: Editorial IdeasPropias.
  3. Arrivillaga, M., Salazar, I. (2005) Creencias relacionadas con el estilo de vida de jvenes latinoamericanos. Psicologa Conductual, Vol. 13, N 1, 2005, pp. 19-36. Pontificia Universidad Javeriana, Cali. Colombia. Recuperado de: https://www.behavioralpsycho.com/wp-content/uploads/2020/04/02.Arrivillaga_13- 1oa-1.pdf
  4. Cassiani SHB, Lira Neto JCG. (2018) Nursing Perspectives and the Nursing Now Campaign. Rev Bras Enferm. 2018;71(5):2351-2. Recuperado de: DOI: http://dx.doi. org/10.1590/0034-7167.2018710501
  5. De Pedro-Gmez. J., Morales, j., Ses, A., Bennasar, M., Artigues, G., Perics, J. (2009) Validacin y adaptacin al espaol de la escala del entorno de prctica enfermera del Nursing Work Index. Metas de Enferm sep 2009; 12(7): 65-73. Recuperado de:
  6. https://www.researchgate.net/publication/235985600_Validacion_y_adaptacion_al
  7. _espanol_de_la_escala_del_entorno_de_practica_enfermera_del_Nursing_Work_I ndex
  8. Echeverra, K., Nuccette, L., Vsquez, G., y Encalada, G. (2020) Estilo de vida del enfermero y su relacin con la calidad de atencin. IX Congreso Cientfico
  9. Internacional de la Facultad de Medicina "Dr. Orlando Castejn. Universidad del Zulia. Revista investigacin Clnica. Suplemento 63 (1). 2022- Recuperado de: https://sites.google.com/site/revistainvestigacionesclinicas/pagina-de- inicio/a%C3%B1os-2021-al-2030/invest-clin-63-suplemento-1-2022?authuser=0
  10. Echeverra, K., Romero, H., Sellan, G. y Mndez, E. (2020) Estilos de Vida del Profesional Enfermero y su relacin en la calidad de atencin. Salud y Bienestar Colectivo. 2020; 4(1): 44-58. Recuperado de: https://revistasaludybienestarcolectivo.com/index.php/resbic/article/view/72
  11. Echeverra Caicedo, Kathiusca Paola; Romero-Urra, Holguer Estuardo; Surez Lima, Gabriel Jos; Vsquez Espinoza, Gabriela; Encalada Campos, Grecia y Guzmn Chvez, Ramiro Enrique. (2018) Estilos de vida saludables en los profesionales de enfermera y su influencia en la calidad de atencin: Resultados de la fase piloto. Revista Inclusiones. Vol. 5. Nm. Especial, Octubre-Diciembre (2018), ISSN 0719-4706, pp. 118-131. Recuperado de:
  12. https://revistainclusiones.org/index.php/inclu/article/view/2305
  13. Febr, N., Mondaca-Gmez, K., Mndez, P., Badilla, V., Soto, P., Ivanovic, P., Reynaldos, K., Canales, M. (2018) Calidad en enfermera: su gestin, implementacin y medicin. Revista Mdica Clnica Las Condes, Volumen 29, Issue 3, MayJune 2018, Pages 278-287. Recuperado de: DOI. https://doi.org/10.1016/j.rmclc.2018.04.008
  14. Henao, F. (2013) Seguridad y salud en el trabajo: Conceptos bsicos. Tercera Edicin. Colmbia: Ediciones ECOE.
  15. Llop G, Tarafa G, Benach J. (2014) Personal de enfermera, condiciones de trabajo y su impacto en la salud. Rev.Gaceta Sanitaria, 29(2). Recuperado de: http://www.gacetasanitaria.org/es/personal-enfermeria-condiciones-trabajo- su/articulo/S02139111140
  16. Parisi, T, Melleiro, M. (2016) Magnet recognition program and integrative literature review. Rev Baiana Enferm. 2016;30(4):1-13. Recuperado de: https://pesquisa.bvsalud.org/portal/resource/pt/biblio-1029987
  17. Snchez, Y. (2014) Saud Laboral. Espaa: Ediciones IdeasPropias.
  18. Torres-Buenfil RG, Aguilar-Erosa JA, Bolado-Garca PB (2020). Calidad percibida sobre la atencin de enfermera en el servicio de Cardiologa de la UMAE-Mrida. Rev Enferm IMSS. 2020;28(1):5-14.
  19. Yanarico, D., Balsanelli, A., Gasparino, R., Bohomol, E. (2020) Clasificacin y evaluacin del entorno de la prctica profesional de los enfermeros en hospital universitario. Rev. Latino-Am. Enfermagem. 2020;28:e3376. Recuperado de: DOI http://dx.doi.org/10.1590/1518-8345.4339.3376
  20. Waldow, V. (2014) Cuidado humano: La vulnerabilidad del ser enfermo y su dimensin de trascendencia. Index de Enfermera, 23 (2014), pp. 234-238. Recuperado de: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1132- 12962014000300009&nrm=iso

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2022 por los autores. Este artculo es de acceso abierto y distribuido segn los trminos y condiciones de la licencia Creative Commons Atribucin-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0)

(https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/).

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia




Polo del Conocimiento              

Revista Científico-Académica Multidisciplinaria

ISSN: 2550-682X

Casa Editora del Polo                                                 

Manta - Ecuador       

Dirección: Ciudadela El Palmar, II Etapa,  Manta - Manabí - Ecuador.

Código Postal: 130801

Teléfonos: 056051775/0991871420

Email: [email protected][email protected]

URL: https://www.polodelconocimiento.com/

 

 

            



Top